Solomoto analiza la Bullet Classic Desert Storm.

Links de todo el mundo sobre nuestra Royal Enfield

Moderadores: Informer, Moderador

Responder
Avatar de Usuario
Mígue
890 Tsar Pushka
Mensajes: 1234
Registrado: 29 Abr 2009, 21:28
Ubicación: Sevilla

Solomoto analiza la Bullet Classic Desert Storm.

Mensaje por Mígue » 27 Feb 2013, 11:11

Este es el enlace con todas las fotos: Solomoto analiza la Royal Enfield Bullet Classic Desert Storm.

Pero reproduzco aquí el artículo:
PRUEBA A FONDO
Analizamos la Royal Enfield Bullet Classic Desert Storm
Esta versión de la popular Bullet 500 destaca por la sencillez de sus líneas y el color ‘arena’ del desierto que fue utilizado por el Ejército de la India, y es que está inspirada en las antiguas versiones militares.
Royal Enfield Bullet Classic Desert Storm

En la larga y apasionante historia de Royald Enfield hay un capítulo fundamental para comprender el éxito de las motos británicas en su antigua colonia.

En 1949 se iniciaron las exportaciones a la India por iniciativa de los señores Sundrar y Shanker, dos hombres de negocios. Cuatro años más tarde apareció el modelo Bullet, y en 1955 el Gobierno indio hizo un pedido de nada más y nada menos que 800 unidades de la Bullet 350, que se construyeron bajo licencia en Madrás. Fue entonces cuando se constituyó la empresa Enfield India Limited.

Poco a poco fue creciendo el uso de componentes fabricados en la India, y podemos afirmar que en 1961 la totalidad de las Bullet en la que se inspira esta atractiva Classic Desert se fabricaron allí. Sólo un año más tarde (1961) cesó la fabricación de las populares Bullet en la factoría británica de Redditch. La fabricación de algunas unidades prosiguió en Bath hasta 1970.

Las Royal Enfield seguían siendo motos válidas, prácticas y robustas, y en 1977 se importaron algunas unidades de la India. Tal fue el éxito de esta importación, que en 1986 se reintrodujeron en el mercado británico tras hacer algunas modificaciones técnicas, mejorando especialmente los materiales utilizados.

El fenómeno Royald Enfield, una historia que no se ha acabado y que nosotros escenificamos con esta Bullet Classic Desert en el pasado Auto Retro de Barcelona, fue tal, que en 1989 las Bullet se exhibieron en los salones de la motocicleta más importantes de Gran Bretaña. Y entonces apareció el modelo de 500 cc que inspira esta versión que disfrutamos en un ambiente muy especial…

En 1994, el grupo Eicher tomó el control de la compañía y adquirió todos los derechos sobre el nombre de Royald Enfield. Siendo fabricadas en la India, las exportaciones a todo el mundo fueron una realidad en el año 2000 y cinco años más tarde se montó el cambio de cinco velocidades con la palanca en el costado izquierdo. Ni las exigentes normas de homologación han podido tumbar a las Royal Enfield, y en 2008 se presentó el motor con inyección electrónica.

Es ésta una historia de la validez de un producto sencillo… pero encantador. En tiempos de crisis, el ejemplo de Royald Enfield y su éxito anterior a la globalización, el permanecer sesenta años en el mercado, es realmente gratificante en esta sociedad de usar y tirar… ¿no?

Así es
Independientemente del encanto de su imagen de otros tiempos, del agradable petardeo de su escape, del lento pero armonioso giro de su monocilíndrico refrigerado por aire, una Bullet Classic Desert es lo que es. Es decir, una moto ligera, divertida, con 28 CV de potencia y sus limitaciones. No le pidas a esta venerable Royal Enfield una aceleración fulminante ni prestaciones modernas. Si no te importa que los scooters que invaden la ciudad te fulminen -porque tú vives en otra historia-; si te gusta la sorprendente sensación de viajar en un asiento individual con muelles; si en una larga subida no te enerva un largo espacio de tiempo entre el giro del puño de gas y el avanzar hacia delante, entonces la Desert Storm puede ser tu moto.

El diseño de los años 50 es su gran atractivo. Depósito con protectores de goma, envolventes guardabarros metálicos, asiento individual con muelles y un motor en el que destaca la altura del cilindro y el sistema de inyección electrónica, que componen un inevitable contraste generacional.

Detalles como la visera del enorme faro que incorpora un sencillo cuadro de instrumentos (chivato de reserva, punto muerto, largas e intermitentes) o el largo escape conservan el sabor de los años 50.

Dos cajas en los laterales a las que se accede con la misma llave de contacto contienen el filtro del aire (derecha) donde antiguamente estaba la caja de herramientas. Y la caja de fusibles en la izquierda, en la que hay espacio para un candado de los que se montan en el disco de freno. Éste es de 280 mm y detrás se monta un tambor para una moto que rinde menos de 30 CV de potencia y pesa 150 kg.

Divertida
La posición de conducción adelantada tiene su razón de ser porque inicialmente las Royal estaban pensadas para poder arrastrar un sidecar…

Y el hecho de ir sobre un pequeño asiento individual con muelles es toda una declaración de principios. Los mandos son agradables, y tras pulsar el botón de arranque, inimaginable en su versión original, el sosegado petardeo de su monocilíndrico de carrera larga suena como el latido de un corazón…

El cambio es preciso, pero la palanca tiene un recorrido muy largo y la primera impresión es que el motor es algo lento. Da la sensación de que sube de vueltas con parsimoniosa calma y de que las Royal Enfield del siglo XXI son claramente mejores que las del siglo pasado en cuanto a parte ciclo, pero el motor es, por lo que respecta a las prestaciones, un motor antiguo. Eso sí, las nuevas versiones son motos fiables, y la verdad es que en este estilo de moto en que la vertiente sentimental y estética es lo más importante, es preferible tener un motor lento que uno complicado y poco fiable.

Las suspensiones son justas pero cumplen, y la Enfield es ágil, pasa bien entre los coches e invita a una conducción alegre. El disco delantero es justo pero suficiente, y en situaciones extremas es recomendable apoyarse también en el tambor trasero.

Una moto que invita a ver la vida pasar relajadamente. Se mueve bien por ciudad, consume poco y le gustan las excursiones en carreteras reviradas donde disfrutar del paisaje y de la sensación de que las prestaciones no son la única satisfacción que puede aportar una motocicleta.

Cómo va en…
Ciudad
Ligera, fácil y manejable, se mueve bien entre el tráfico urbano. El tacto del motor es agradable, aunque un poco lento, y por ello no te permite ser el primero en las salidas de los semáforos.
Carretera
Una moto con la que se pueden hacer buenas excursiones sin demasiadas pretensiones. Es lenta de reacciones, pero fácil de conducir, ligera y divertida. Sin grandes prestaciones, invita a disfrutar del paisaje.
Autopista
No es una moto que se encuentre cómoda en autopista porque está bastante limitada en cuanto a prestaciones. Se pueden mantener unos 110 km/h, pero se encuentra más a gusto en carretera abierta.

Solo +

Estética original
Suavidad
Detalles
Facilidad de conducción

Solo -

Algunos acabados
Frenada justa

Prueba publicada en el Solo Moto Actual 1905
Mígue.
Compos sui.

Tuercas
735 Faulle Mette
Mensajes: 230
Registrado: 07 Mar 2012, 13:02
Ubicación: Madrid

Re: Solomoto analiza la Bullet Classic Desert Storm.

Mensaje por Tuercas » 27 Feb 2013, 15:21

Gracias por el artículo Migue.

Mirando las fotos, me ha sorprendido que lleva calzadas unas Continental Escape: http://www.conti-online.com/generator/w ... pe_es.html, lo que no sé es que medida serán, Continental no la fabrica en las medidas de la Classic: 90/90 - 18 y 110/80 - 18.

Seguramente sea la misma moto de pruebas que sale en este otro artículo y en el que hace una breve mención sobre esas cubiertas: http://motos.coches.net/noticias/royal_ ... oNoticia=2

Un saludo a todos.

Responder